Silencio.

 

Cuando oscurece la mente.

Y la vista parpadea entre destellos inexistentes.

Mientras personas distintas fluyen volátiles.

 

 Silencio.

Rescatado de una cueva sin retorno.

Escondido por inercia en el fondo inmenso.

Envuelto entre algodones entristecidos.

Silencio.

En mentes cerradas y muy ocupadas.

En distancias cercanas extrañas.

En mentes abiertas tremendamente dispersas.

 

Silencio.

Que acompaña en el camino incierto.

Que disfraza sonrisas envueltas en ausencia.

Que en ocasiones necesitamos …

Más que el agua que habita en  nuestro cuerpo.

Y casi tanto como el aire que abraza pensamientos.

 

 

 

IMG_1508

 

 

 

 

 

Y es que arrasas o pasas.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s