Besas.

 

Besas.

De esa particular manera que no se aprende.

Con la calidez que evocan mis anhelos.

 

Besas.

Cuando tus manos bajan por mi espalda sin desorden.

Cuando desordenas todo el vello  inexistente de mi piel.

 

Besas.

Aún cuando el silencio impera.

Y mi respiración levita dejándose llevar.

 

Besas.

Siendo mi adicción confesada.

Mi acuarela tatuada.

 

Besas.

Cada punto inexacto.

Con esa  exactitud que dispara sensaciones tan sublimes.

 

Besas.

Cicatrices casi olvidadas.

Eres todo, eres alma.

 

Besas.

Mientras jugamos a envolvernos sin nada.

Mientras los años juntos nos acompañan.

 

Besas.

 

img_1650

 

 

 

Y es que arrasas o pasas.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s